martes, 30 de diciembre de 2014

El olor a chocolate anima a…¡la compra de libros!

     Por todos es conocido el poder del chocolate. Se le atribuyen propiedades curativas, sexuales, bienestar emocional, alimenticio… pero nunca hasta ahora se había demostrado que animara a la lectura. Un estudio publicado en el Journal of Environmental Psychology recoge la experimentación realizada por un equipo de investigadores de la Universidad de Hasslet (Bélgica), que demuestra sin embargo que la difusión de un embriagador olor a cacao en una librería repercute positivamente en las ventas. Durante diez días, los expertos, pertrechados con perfumes de aromas de chocolate, se instalaron en una librería belga. El resultado fue evidente. Durante la mitad del día, mañanas o tardes, los científicos dispersaban olor a suculento cacao. 
     El experimento, que contabilizó 201 clientes, arrojó que los que tenían las pituitarias alteradas por el olor al dulce alimento se mostraban 2,22 veces más susceptibles de comprar un libro. Los responsables del estudio habían clasificado además los libros en función de cuatro géneros precisos. Los dos primeros serían los relacionados con alimentos/bebidas y novelas románticas, que parecían más relacionados con el chocolate. Los otros dos tipos eran obras históricas y de suspense. Los clientes con las pituitarias alteradas por el olor a chocolate se muestran 2,22 veces más susceptibles de comprar un libro. 
     En total, 119 de los 201 compradores que entraron en la librería tomaron al menos un libro de una de estas cuatro categorías. Como era de prever, las ventas de novelas y libros sobre alimentación aumentaron un 40% con el delicioso olor flotando. Por su parte, los libros con una temática histórica o de misterio aumentaron sus ventas un 22%. Asimismo, el experimento arrojó otra realidad. Los clientes parece que se dispersaban más de lo normal y, en vez de coger su selección, ir a la caja y pagar, se demoraban en sus compras, hojeaban los libros de los expositores y se entretenían hablando con los libreros. 
    
Crédito:http://www.zoomnews.es/75150/estilo-vida/cultura-y-espectaculos/olor-chocolate-anima-compra-libros

jueves, 25 de diciembre de 2014

L.J. Anderson-Serie Sweet Temptations 1 y 2


Sinopsis:
Sophie de dieciocho años está muriendo por finalmente sentir la pasión, de experimentar lo que es el sexo, pero todos los chicos de su edad no sólo la aburren, sino que la sola idea de estar con uno realmente no la excita.
Un fin de semana en la casa de su mejor amiga Abby, Sophie se topa con el padre de Abby quien generalmente está ausente por negocios. Soltero y en sus cuarenta, el Sr. Taylor inspira en Sophie el tipo de lujuria que todos los muchachos de su escuela sólo podrían soñar provocar.
Sophie asume, sin embargo, que las posibilidades de que el Sr. Taylor regrese sus "afectos" son nulas. Después de un vergonzoso incidente que implica una mancha de salsa y unos pantalones cortos, la desenfrenada lujuria adolescente de Sophie se desata, y el Sr.
Taylor cree que ya no puede resistir la tentación que plantea la mejor amiga de su hija. Ambos saben que está mal.
Sin embargo, mientras la noche avanza, podrá el Sr. Taylor contener su deseo por Sophie?
¿O cederá y tomará lo ella que está tan dispuesta a ofrecer?



Sinopsis:
En las últimas semanas, Sophie y el Sr. Taylor han estado haciendo su mejor esfuerzo por conservar su relación en secreto. Con la graduación acercándose, Sophie está bajo más presión que nunca para mantener las pretensiones de ser una chica soltera.
¿Encontrará el Sr. Taylor una manera de dar a Sophie la noche de graduación que ella siempre ha soñado?
Advertencia: Este relato contiene escenas de carácter explícito erótico y está diseñado para adultos, +18
Los personajes retratados son mayores de dieciocho años.



domingo, 21 de diciembre de 2014

Colleen Hoover-Maybe Someday y Maybe Not

Sinopsis:
De la autora #1 del New York Times, Colleen Hoover, una historia apasionante sobre amistad, traición, amor y sobre la encantadora música que inspira a una joven mujer a poner su vida en orden.
A sus veintidós años, Sydney tiene una gran vida: Está en la universidad, tiene un trabajo estable, está enamorada de su maravilloso novio y está viviendo con su mejor amiga, Tori. Pero todo cambia cuando lo descubre engañándola con Tori, y ahora tiene que decidir qué hacer.
Sydney queda cautivada por Ridge Lawson, su misterioso vecino. No puede apartar sus ojos de él o dejar de escucharlo tocar la guitarra todos los días en su balcón. Y hay algo sobre Sydney que Ridge no puede ignorar, tampoco. Cuando su inevitable encuentro ocurre, pronto descubren que se necesitan el uno al otro en más de un sentido…
De la autora de los best sellers del New York Times; Slammed, Point of Retreat, Hopeless, This Girl y Losing Hope, MAYBE SOMEDAY está destinado a ser otro éxito de ventas y un favorito de los fanáticos.




Sinopsis:
Cuando Warren tiene la oportunidad de vivir con una compañera de cuarto femenina, instantáneamente está de acuerdo. Podría ser un cambio excitante. O quizá no. Especialmente cuando esa compañera es la fría y al parecer calculadora Bridgette. La tensión es muy alta y el mal humor florece cuando ambos apenas soportan estar en la misma habitación juntos. Pero Warren tiene una teoría sobre Bridgette: todo que pueda odiar con tanta intensidad también debería tener la capacidad de amar con esa misma pasión. Y él quiere ser quien compruebe esta teoría. ¿Podrá Bridgette encontrar en su interior el valor para entregarle su corazón a Warren y aprender a amar finalmente? Quizá. Quizás no.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Susan Wiggs-Corazones Errantes

Sinopsis:

Ella buscaba un hogar, él, la redención... y se encontraron el uno al otro
Leah Mundy se había pasado la vida yendo de un lado a otro, un paso por delante de la horrible reputación de su padre. Lo que quería a esas alturas era crear su propio hogar y dirigir un consultorio médico en Coupeville, un pueblecito situado entre las majestuosas islas y montañas del territorio de Washington. Pero sus vecinos no estaban dispuestos a confiar en una recién llegada, sobre todo si se trataba de una joven que hacía el trabajo propio de un hombre. 
Jackson Underhill era un fugitivo por culpa de un crimen que no había cometido, pero no tenía forma de demostrar su inocencia y estaba desesperado cuando amenazó a Leah a punta de pistola. Necesitaba su ayuda como doctora, pero no tardó en darse cuenta de que ella también era capaz de sanarle el alma; aun así, la vida como fugitivo le había endurecido, y Leah sabía que iba a ser imposible que tuvieran un futuro juntos... a menos que se enfrentaran al pasado y aprendieran a confiar en el redentor poder del amor. 
“A la vez hermosa, tierna, conmovedora y profunda, Corazones errantes es una especial y poderosa lectura”

Yo soy el mundo (Texto de Hani D. Masri)

Yo soy el mundo, y el mundo soy yo,
porque por medio de mis libros
puedo ser lo que quiera.
Palabras y dibujos, prosa y verso
me trasladan a lugares
que están cerca y a la vez lejos.

En la tierra de los sultanes y del oro,
mil historias que hablan sobre todo
de alfombras voladoras,
genios de lámparas maravillosas,
ogresas y simbades,
le cuentan sus secretos a Sherezada.

Con cada palabra de cada página,
viajo a través del espacio y del tiempo.
Y sobre las alas de la fantasía,
mi espíritu atraviesa tierra y mar.

Cuanto más leo, más comprendo
que con mi libro siempre estaré
en la mejor de las compañías.


miércoles, 17 de diciembre de 2014

Sal con una chica que no lee (Por Charles Warnke)

Sal con una chica que no lee. Encuéntrala en medio de la fastidiosa mugre de un bar del medio oeste. Encuéntrala en medio del humo, del sudor de borracho y de las luces multicolores de una discoteca de lujo. Donde la encuentres, descúbrela sonriendo y asegúrate de que la sonrisa permanezca incluso cuando su interlocutor le haya quitado la mirada. Cautívala con trivialidades poco sentimentales; usa las típicas frases de conquista y ríe para tus adentros. Sácala a la calle cuando los bares y las discotecas hayan dado por concluida la velada; ignora el peso de la fatiga. Bésala bajo la lluvia y deja que la tenue luz de un farol de la calle los ilumine, así como has visto que ocurre en las películas. Haz un comentario sobre el poco significado que todo eso tiene. Llévatela a tu apartamento y despáchala luego de hacerle el amor. Tíratela.

Deja que la especie de contrato que sin darte cuenta has celebrado con ella se convierta poco a poco, incómodamente, en una relación. Descubre intereses y gustos comunes como el sushi o la música country, y construye un muro impenetrable alrededor de ellos. Haz del espacio común un espacio sagrado y regresa a él cada vez que el aire se torne pesado o las veladas parezcan demasiado largas. Háblale de cosas sin importancia y piensa poco. Deja que pasen los meses sin que te des cuenta. Proponle que se mude a vivir contigo y déjala que decore. Peléale por cosas insignificantes como que la maldita cortina de la ducha debe permanecer cerrada para que no se llene de ese maldito moho. Deja que pase un año sin que te des cuenta. Comienza a darte cuenta.

Concluye que probablemente deberían casarse porque de lo contrario habrías perdido mucho tiempo de tu vida. Invítala a cenar a un restaurante que se salga de tu presupuesto en el piso cuarenta y cinco de un edificio y asegúrate de que tenga una vista hermosa de la ciudad. Tímidamente pídele al mesero que le traiga la copa de champaña con el modesto anillo adentro. Apenas se dé cuenta, proponle matrimonio con todo el entusiasmo y la sinceridad de los que puedas hacer acopio. No te preocupes si sientes que tu corazón está a punto de atravesarte el pecho, y si no sientes nada, tampoco le des mucha importancia. Si hay aplausos, deja que terminen. Si llora, sonríe como si nunca hubieras estado tan feliz, y si no lo hace, igual sonríe.

Deja que pasen los años sin que te des cuenta. Construye una carrera en vez de conseguir un trabajo. Compra una casa y ten dos hermosos hijos. Trata de criarlos bien. Falla a menudo. Cae en una aburrida indiferencia y luego en una tristeza de la misma naturaleza. Sufre la típica crisis de los cincuenta. Envejece. Sorpréndete por tu falta de logros. En ocasiones siéntete satisfecho pero vacío y etéreo la mayor parte del tiempo. Durante las caminatas, ten la sensación de que nunca vas regresar, o de que el viento puede llevarte consigo. Contrae una enfermedad terminal. Muere, pero solo después de haberte dado cuenta de que la chica que no lee jamás hizo vibrar tu corazón con una pasión que tuviera significado; que nadie va a contar la historia de sus vidas, y que ella también morirá arrepentida porque nada provino nunca de su capacidad de amar.

Haz todas estas cosas, maldita sea, porque no hay nada peor que una chica que lee. Hazlo, te digo, porque una vida en el purgatorio es mejor que una en el infierno. Hazlo porque una chica que lee posee un vocabulario capaz de describir el descontento de una vida insatisfecha. Un vocabulario que analiza la belleza innata del mundo y la convierte en una alcanzable necesidad, en vez de algo maravilloso pero extraño a ti. Una chica que lee hace alarde de un vocabulario que puede identificar lo espacioso y desalmado de la retórica de quien no puede amarla, y la inarticulación causada por el desespero del que la ama en demasía. Un vocabulario, maldita sea, que hace de mi sofística vacía un truco barato.

Hazlo porque la chica que lee entiende de sintaxis. La literatura le ha enseñado que los momentos de ternura llegan en intervalos esporádicos pero predecibles y que la vida no es plana. Sabe y exige, como corresponde, que el flujo de la vida venga con una corriente de decepción. Una chica que ha leído sobre las reglas de la sintaxis conoce las pausas irregulares –la vacilación en la respiración– que acompañan a la mentira. Sabe cuál es la diferencia entre un episodio de rabia aislado y los hábitos a los que se aferra alguien cuyo amargo cinismo countinuará, sin razón y sin propósito, después de que ella haya empacado sus maletas y pronunciado un inseguro adiós. Tiene claro que en su vida no seré más que unos puntos suspensivos y no una etapa, y por eso sigue su camino, porque la sintaxis le permite reconocer el ritmo y la cadencia de una vida bien vivida.

Sal con una chica que no lee porque la que sí lo hace sabe de la importancia de la trama y puede rastrear los límites del prólogo y los agudos picos del clímax; los siente en la piel. Será paciente en caso de que haya pausas o intermedios, e intentará acelerar el desenlace. Pero sobre todo, la chica que lee conoce el inevitable significado de un final y se siente cómoda en ellos, pues se ha despedido ya de miles de héroes con apenas una pizca de tristeza.

No salgas con una chica que lee porque ellas han aprendido a contar historias. Tú con la Joyce, con la Nabokov, con la Woolf; tú en una biblioteca, o parado en la estación del metro, tal vez sentado en la mesa de la esquina de un café, o mirando por la ventana de tu cuarto. Tú, el que me ha hecho la vida tan difícil. La lectora se ha convertido en una espectadora más de su vida y la ha llenado de significado. Insiste en que la narrativa de su historia es magnífica, variada, completa; en que los personajes secundarios son coloridos y el estilo atrevido. Tú, la chica que lee, me hace querer ser todo lo que no soy. Pero soy débil y te fallaré porque tú has soñado, como corresponde, con alguien mejor que yo y no aceptarás la vida que te describí al comienzo de este escrito. No te resignarás a vivir sin pasión, sin perfección, a llevar una vida que no sea digna de ser narrada. Por eso, largo de aquí, chica que lee; coge el siguiente tren que te lleve al sur y llévate a tu Hemingway contigo. Te odio, de verdad te odio.



sábado, 13 de diciembre de 2014

Jennifer L. Armentrout - Don't look back


Sinopsis:

Samantha es una extraña en su propia vida. Hasta la noche en que desapareció con su mejor amiga, Cassie, todo el mundo parecía creer que Sam lo tenía todo: popularidad, riqueza y un novio perfecto.
Sam ha resurgido, pero no tiene ningún recuerdo de quién era, ni de qué pasó con ella esa noche. Mientras trata de recomponer su vida de antes, se da cuenta de que ya no quiere ninguna parte de ella. La vieja Sam había llevado el concepto de “chica mala” a un nivel completamente nuevo, y está claro que ella y Cassie eran más como mejores enemigas. Sam está bastante segura de que perder sus recuerdos fue como ganar la lotería. Ahora tiene una segunda oportunidad para ser una mejor hija, hermana y amiga, y está enamorándose fuertemente de Carson Ortiz, un chico que siempre la ha mirado, incluso cuando la vieja Sam lo trataba como basura.
Pero Cassie aún no aparece, y los hechos acerca de lo que le pasó esa noche no sólo están enterrados en lo más profundo de la memoria de Sam, alguien más lo sabe, alguien que quiere asegurarse de que Sam permanezca en silencio. Todo lo que Sam quiere es la verdad, y poder desbloquear sus recuerdos nublados de esa fatídica noche, para por fin seguir adelante. Pero, ¿y si no recordar es lo único que mantiene con vida a Sam?

martes, 9 de diciembre de 2014

Mi dulce destrucción-Isabelle Bellmer


SINOPSIS:
Ryder Montgomery había dejado de lado su faceta de chico malo, corredor de carreras ilegales, y mujeriego empedernido, hace muchisimo tiempo. Ahora es un buen chico. Muy bueno, de hecho. Pero las cosas cambian cuando se da cuenta de que comienza a tener sentimientos por una persona muy especial a la que no le gustaria lastimar. Y lo único que puede hacer para alejarse de ella es volver a ser quien era antes, pero ¿a qué costo?
Cuando Katia llega a Londres por un pase de universidad y para vivir algunos meses en la casa de su hermana, nunca creyó que todo se le haría tan complicado. Y mucho menos que tendría que lidiar con Ryder, quien al principio se muestra como el sujeto más amable del mundo y de un dia para otro termina siendo una gran decepción sin razón alguna.
Sin embargo las cosas nunca terminan como comienzan y no todo es lo que parece. Así Katia terminará conociendo el peor y más triste de los secretos de Ryder. Un secreto que puede destruir su corazon para siempre. Porque según él, todo está perdido, y lo único que le queda es disfrutar.


domingo, 7 de diciembre de 2014

D.H. Sidebottom-Saga Room 103 01-Shocking heaven y 02-Thrilling heaven

 Sinopsis:
     Dejando atrás su pasado, Eve Hudson se embarca en la vida estudiantil. Decidida a tomar el control de su vida y dejar atrás su turbulento pasado, Eve sólo pide nada de drama, nada de mentiras y definitivamente nada de relaciones. Hasta que conoce al profundo y voluble Iax Cooper el vocalista de la banda local 'Room 103' Jax es arrogante, egoísta y un dominante de corazón, pero malditamente caliente; Eve pronto encuentra su implacable búsqueda de ella, más y más difícil de resistir. Pero ambos mantienen secretos y almas torturadas, secretos que podrían hacer volar toda su vida... literalmente. Salvo que a veces no son los secretos o malos espíritus que amenazan su relación... es la vida misma. Eva pronto descubre que si vas a través del infierno, entonces la única forma de salir al otro lado, es simplemente seguir adelante.
***Este libro contiene escenas de sexo explícito, lenguaje fuerte y mucha angustia. Y por supuesto.. un infierno de macho alfa.

Sinopsis:
“Cada hombre es como lo ha hecho el cielo, y a veces un grande tiene que pasar por lo peor”. Boss, el batería del aclamado grupo Room 103, entiende esta frase. Demasiado bien.  Él ha estado enamorado de la misma mujer desde que tenía 16 años. Ella era su alma gemela, su amante, su corazón y una parte esencial de él. Pero ella nunca fue suya, y aun así siempre lo será.  ¡Nueve años! Nueve largos y solitarios años han pasado desde la última vez que la vio, desde la última vez que abrazó su chispa de vida única y nueve malditos años desde que probó su pasión. Y entonces BANG. Ahí estaba, parada frente a él como una visión, como un regalo entregado por Dios. ¿Y qué hizo cuando la vio? Corrió. Corrió, porque sabía que si la tocaba de nuevo entonces no le daría la oportunidad para que desapareciera de nuevo, para que lo destruyera una vez más o lo matara un poco más. Pero esta vez, hará del tenerla su misión, de sostenerla y finalmente hacerla suya. Por completo. Haría cualquier cosa por ella, y lo hace. Hace la única cosa que la pierde. Así que ahora necesita pelear. Con un poco de ayuda de sus amigos y compañeros de banda, su particular manera de ver la vida, y con un poco de gracia de Dios, sonríe ampliamente, ruega sin vergüenza y usa sus encantos sólo de la manera en que Boss puede hacerlo. Jen pertenece a Boss… simple. Métete en su camino, y vas a ver lo que es bueno.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Galería Chocolatosa