domingo, 29 de mayo de 2016

Leona Lee-La Secretaria del Multimillonario de la Mafia Rusa-Mini Reseña

La Secretaria del Multimillonario de la Mafia Rusa
Cuando Alexander Denisov, un poderoso y sexy multimillonario ruso, entrevista a Alanna Vella para un puesto de trabajo como secretaria, ella duda si la tensión sexual entre ellos es solo producto de su imaginación. 
Pero al empezar a trabajar para él, descubre que Alexander quiere que satisfaga tanto sus deseos profesionales como personales. Alanna sabe que no debe iniciar una relación romántica con su jefe, pero su cuerpo le sugiere algo muy distinto... 
Tras una noche de pasión salvaje y prohibida, la vida de Alanna no vuelve a ser la misma. Pero cuando sus sentimientos por él entran en conflicto con sus oscuros secretos, deberá decidir si sigue siendo suya. 
Alexander no esperaba enamorarse de Alanna, su nueva secretaria. Pero tras su primer encuentro, se siente cautivado por su atractivo e inteligencia. Decide explorar el deseo que siente por ella, borrando la línea entre los negocios y el placer. 
Pero cuando sus secretos profesionales comienzan a salir a la luz, solo le queda esperar que le dé una oportunidad. Aunque eso implique descubrir su verdadera identidad... 

Nota: Esta historia contiene múltiples escenas eróticas entre un multimillonario ruso y su secretaria.

Mini Reseña
Historia corta y sexy con buena trama aunque al final fue como que todo muy rápido y le faltó más romance a esta historia y al protagonista, Alexander Denisov, le faltó más carácter. 3/5 Chocolates 

En Amazon: https://www.amazon.es/Secretaria-del-Multimillonario-Mafia-Rusa-ebook/dp/B01G2DHCSQ

miércoles, 4 de mayo de 2016

Jasinda Wilder - Saga Alpha

Alpha (Alpha, #1) 
La primera vez que sucedió, parecía un milagro imposible. Las cuentas se acumulaban, sumando más dinero de lo que nunca podría hacer. Las facturas del hospital de mamá. La matrícula de mi hermanito. Mi matrícula. Alquiler. Electricidad. Todo ello sobre mis hombros. Y acababa de perder mi trabajo. No había esperanza, no tenía dinero en mi cuenta, no encontraba trabajo. Y entonces, justo cuando pensaba que había perdido toda esperanza, encontré un sobre en el correo. Sin remitente. Mi nombre en el frente, mi dirección. En el interior había un cheque, hecho para mí, por la cantidad de diez mil dólares. Lo suficiente para pagar las cuentas y dejarme algo de sobra para vivir hasta que encontrara un trabajo. Lo suficiente como para dejarme centrarme en las clases. No había ningún nombre en el cheque, solo "VRI Inc.," y una casilla de correo en algún lugar de la ciudad. Ningún indicio de identidad o la razón del cheque o algo. No mencionaba una retribución, interés, nada... a excepción de una palabra, una nota escrita: ''You'' . Sólo esas tres letras.
Si recibes un misterioso cheque, con el dinero suficiente para borrar todas sus preocupaciones, ¿lo cobrarías? Yo lo hice.
Al mes siguiente, recibí otro cheque, de nuevo de VRI Incorporated. Este también contenía una sola palabra: ''Belong''.
Un tercer cheque, al mes siguiente. Esta vez, dos palabras. Cuatro letras. ''To me''.
Los cheques seguían llegando. Las notas se detuvieron. Diez mil dólares, cada mes. Una chica se acostumbra a eso, realmente rápido. Se me permitió pagar las facturas sin endeudarme. Dejarme mantener a mi hermanito en la escuela y a mamá al cuidado de un centro de pago. ¿Cómo rechazas lo que parece ser dinero gratis, cuando estas desesperado? No lo haces. Yo no lo hice.
Y entonces, después de un año, alguien llamó a mi puerta. Una elegante limusina negra yacía en la acera en frente de mi casa. Un conductor se paró frente a mí, y dijo seis palabras: ''Es tiempo de pagar tu deuda. ‘‘
¿Hubieras entrado? Yo lo hice.
Resulta que $120,000 no son gratis.


Beta (Alpha, #2) 
Roth y yo estamos en un indefinido viaje por el mundo. Roth siendo Roth, significa misionero en Marruecos, la posición de vaquera en Calcuta, ser inclinada sobre la proa de una casa flotante en Hanoi, lento y tranquilo en St. John inversa. En cualquier lugar y en todas partes, en todas las posiciones imaginables, y algunas que no sabía eran posibles.
La vida era bastante increíble. 
Hasta que desperté en su castillo en Francia, sola. En la cama junto a mi había una nota. Solo tenía cuatro palabras: 

Él me pertenece