miércoles, 2 de agosto de 2017

The Wild Side series - R.K. Lilley

The wild side
¿Estás listo para dar un paseo?
Alasdair Masters está en una rutina. Acaba de cumplir cuarenta, ha estado casi en celibato durante el año anterior, y su vida se ha vuelto una secuencia diaria de patrones solitarios que giran en torno a evitar el contacto humano.
Su vida ordenada se pone de cabeza cuando una joven y caliente rubia del gimnasio que ha estado seudo-acechándolo decide sacudir su mundo. Una muy joven rubia. Muy, muy joven para él. El problema es que, parece no poder decirle que no, y ella sigue regresando por más. No le ayuda saber que está noventa por ciento seguro de que es una criminal, y aún así, parece no poder rechazarla.
¿Qué tiene que hacer una persona introvertida cuando un ciclón caótico que rezuma sexualidad viene a dar vueltas su vida?. Al principio, él piensa que le va a dar un ataque al corazón, pero después de que su matrimonio de veinte años terminara hace un año, el ha estado un poco perdido, y cuando ella se estrella en su vida, se da cuenta que nunca se sintió más vivo.
¿Es un paseo por el lado salvaje lo que necesita para reencaminarse o es un desastre anunciado?
¿Es posible que alguien más joven sea lo que necesite, o es una cazafortunas, como todos le siguen diciendo?
¿Son las hormonas las que le dicen que esta misteriosa mujer es la indicada, o podría ser algo más?

Iris
¿Estás listo para el cambio?
¿Quién es Iris? ¿De dónde ha salido? ¿A donde se fue?
Alasdair Masters tiene más preguntas que respuestas acerca de su nueva y demasiado joven obsesión, y cuando se entera de que ha estado mintiéndole, desde su primer encuentro al último, está más confundido que nunca acerca de sus sentimientos, sus intenciones.
Sus propios sentimientos son iguales de confusos. ¿Se volvió algo puramente físico en algo emocional en su cabeza? ¿Es algo mutuo?
La única cosa que no pone en duda es que seguirá volviendo por más.
DAIR
Yo, yo era sencillo. Tenía todo solucionado. Una máquina muy ordenada, eficiente que funcionaba con nada más que aire.
Yo con nadie, bueno, era simple. Yo con Iris, era una máquina monstruosa, con muchas marchas de diferentes velocidades, con algunas bisagras torcidas, simplemente volviéndose locas, pero era una locura maravillosa, encendida, yendo en todas direcciones.
Era maravilloso y terrible.
Me estaba viniendo abajo, y se sentía increíble.
Y aterrador.

Dair
¿Estás listo para la verdad?
Empecé a escribir todo de ella. No quiero olvidar.
El color de su pelo. La profundidad de sus ojos. La forma obstinada de su mandíbula. La forma en que sus labios forman palabras con tal expresión. La forma en que su voz le hacía doler el pecho. La forma en que daba consejos.
La forma en que sonaba como si se preocupara por cada palabra.
La forma en que me hizo sentir: Vivo.
Cada curva y hueco de su cuerpo quedó registrado en mi mente, y ahora en mi disco duro.
Había un poco de verdad en cada mentira, e incluso si sólo la conocí brevemente, quería, necesitaba recordar a la verdadera Iris.
Porque al final, había una cosa irrefutable que no podía negar.
Rehén o buscavidas, pecadora o una santa, lo que ella era o no, si me mintió en la cara o se burló de mí, todo esto parecía quedar en segundo plano.
Ella era la mía.
Inconcebiblemente.
Sin lugar a dudas.
Mía.
Después de otro descubrimiento sorprendente, seguido de una carta perturbadora, Dair está casi seguro de que Iris lo abandonó para siempre.
Él hace todo lo posible para seguir adelante.
Es más fácil decirlo que hacerlo, y cuando surge una oportunidad inesperada y peligrosa de averiguar qué pasó con ella, no duda en tomarla.
Como de costumbre, con Iris, la respuesta lo deja más perdido que la
pregunta.
Cada revelación es un misterio, y cada descubrimiento deja a Dair más en la oscuridad que nunca.
Y cuando por fin, la verdad se revela en su totalidad, ¿Estará preparado para ello?

The other man
—¿Cuán duro puedes soportarlo?
Lourdes...
Fue descarado como el infierno desde el momento en que puse los ojos en él. Era agresivo y dominante, con los brazos del tamaño de camiones Mack, y una voz de alborotador de bar.
Era demasiado guapo para su propio bien, con una mandíbula dura y ojos aún más duros.
Siempre he llevado una vida bastante tranquila, pero podría decir a simple vista que este hombre era peligroso. Por muchas razones.
La más importante era el aura de sexo bruto, sucio, y duro que irradiaba.
Pensaba que sabía cómo tratar con todo tipos de hombres, pero éste me dejó desconcertada.
Decir que no era mi tipo era decirlo de manera suave.
Pero no podía decirle eso a mi libido.
Ni siquiera cuando me enteré de la verdad.
Mi amante me había mentido desde el principio.
Nada acerca de nuestro encuentro fue una coincidencia.

2 comentarios:

  1. Me encanta esta serie! Super recomendada

    ResponderEliminar
  2. Ufff Me Facinó! Adoro esta serie. Se las recomiendo ;-) TeAmoDair!!!!!!!

    ResponderEliminar